OKR

- Publicado por Equipo Consultoría

¿QUÉ ES OKR?

OKR son las siglas en inglés de Objectives and Key Results, que en español se traduce como objetivos y resultados clave. Los objetivos son los resultados que quieres obtener, y los resultados clave son las formas cuantificables para saber si vas en el camino correcto para lograrlos.

Los OKR fueron creados en Intel por Andy Grove (CEO) y popularizados por el VC John Doerr. Una de las empresas más representativas de su uso es Google, que usa este método desde 1999. Incluso Dick Costolo, ex CEO de Twitter, aplicó en Twitter lo que vio en Google “Lo que vi en Google que definitivamente he aplicado en Twitter son los OKR. Es una excelente manera de ayudar a todos en la empresa a comprender lo que es importante y cómo va a medir lo que es importante. Es esencialmente una excelente manera de comunicar la estrategia y cómo medirla”.

Los OKR’s ofrecen una alternativa simple, flexible y eficaz para que la organización mantenga foco en los temas prioritarios y se plantee objetivos desafiantes que permitan alcanzar resultados más allá de lo esperado. Los OKR’s se pueden explicar como la fragmentación de los objetivos estratégicos en períodos cortos e inmediatos (usualmente trimestrales) y la bajada de estos resultados clave o tareas concretas, medibles y desafiantes. Sin embargo, son más que eso…

Implica un cambio en la forma de pensar y en la cultura de la organización. Se crea una cultura donde se plantean desafíos de más allá de los límites, donde se trabaja con permanente foco en lo importante, donde cada equipo e individuo se hace responsable de sus compromisos y donde se trabaja en equipo apoyando los objetivos corporativos y haciendo los cambios necesarios si es que se requiere.

Para que este método funcione se deben cumplir ciertos requisitos:

  • Medibles: es decir, que se puedan cuantificar por porcentajes, números, binarios, etc.
  • Ambiciosos: para que la persona que los tenga asignados tenga que dar lo mejor de sí para lograrlo.
  • Voluntarios: no deben ser impuestos, sino acordados o propuestos.
  • Simples: se recomiendaaplicar máximo 5 en cada período (mensual, trimestral, anual).
  • Públicos: si se están usando en una organización deben ser visibles para el resto de los colaboradores, así todos pueden ver el crecimiento de dicha persona.
  • Flexibles: se deben actualizar constantemente, para no perderlos de vista y llevarle un seguimiento permanente.

Uno de los problemas más frecuentes que enfrentan las empresas es el bajo porcentaje de ejecución de los planes estratégicos. Como resultado se pierde el foco y cada equipo termina trabajando en lo que cada uno considera es importante, sin una visión integrada, colaborativa y de largo plazo. El uso de OKR’s soluciona ese problema y trae consigo otros beneficios:

  1. Comunicación: sistema fácil de entender, incrementa los acuerdos y su uso.
  2. Agilidad: ciclos de frecuencia ágiles y preparados para el cambio.
  3. Foco: okrs aseguran que todos tengan claro lo que más importa.
  4. Colaboración: promueve la alineación funcional cruzada. Equipos de diferentes áreas son co responsables de objetivos corporativos.
  5. Transparencia: hace visibles las metas a nivel transversal, entregando claridad de en qué está cada área.
  6. Compromiso: se originan de manera participativa para que los equipos e individuos sean dueños de sus objetivos.
  7. Visionario: extiende nuestro pensamiento sobre lo que es posible.

Cuando los OKR funcionan bien en su empresa, es como si todos hubieran adquirido fluidez en un nuevo idioma. Cada colaborador está familiarizado con un vocabulario común y comprende cómo este vocabulario describe lo que es más importante para la empresa (y lo que no lo es). Y tú, ¿qué esperas para implementarlo?

Comencemos la conversación

Facebook Compartir en Facebook LinkedIn Compartir en LinkedIn Twitter Compartir en Twitter